Blog de Max

lunes, octubre 02, 2006

Downswing en 5/10, downswing para el póquer online

Mirando mi evolución en $5/$10 gracias a Poker Patterns, he visto que el bajón que he pegado es de nada menos que 244BB, algo que puede ocurrir pero escama bastante, reconozcámoslo. Mirad vosotros mismos:


Creo que mi juego está siendo sólido y seguro, especialmente las últimas 2.000-3.000 manos, y he cosechado dos sesiones positivas de 12BB y 30BB seguidas sin estar la suerte especialmente de mi lado (50% de won at showdown). He hecho algunos ajustes para minimizar un poco la varianza y las decisiones complicadas mientras me auto-analizo (básicamente eso se llama jugar más tight), y juego más en tres mesas a la vez que en cuatro (a no ser que las 4 sean geniales).

Pero en números soy un mierda, y eso hace que esté estudiando bastante, especialmente manos del foro de mid-high stakes shorthanded en 2+2, aunque en castellano podemos encontrar una excelente recopilación de manos de SirDonald en los foros de póquer-red. Para el que no lo sepa, que es raro, SirDonald es un grandísimo jugador de high-stakes, siendo habitual encontrarle en una decena de mesas de $50/$100 y $100/$200, y en sus manos explica muy bien sus procesos de decisión en manos curiosas.

Y mientras yo intento mejorar para llegar a lo más alto, la catástrofe se avecina sobre los que tienen el póquer online como profesión. En USA han aprobado la ley que ilegaliza las apuestas online. Podéis leer la noticia aqui. Al final ese cefalópodo conservador de Bill Frist se sale con la suya, metiendo la ley entre el "plan de defensa", que iba a ser aprobado con total certeza y que por supuesto no tenía nada que ver con las apuestas online. Ha sido una maniobra sucia y rastrera digna de la corrupta clase política estadounidense, y la verdad, hay muchísima incertidumbre sobre qué deparará el futuro en este mundillo. Para empezar, PartyGaming ha dicho que si Bush firma esa ley (lo que ocurrirá salvo intervención divina de los Dioses del Poker), va a vetar a todos los jugadores de Estados Unidos, info aqui. De pasar esto nos quedaríamos sin un 75% de los jugadores de Party, así a grosso modo. Escalofriante.

Los americanos que deseen seguir jugando es muy probable que consigan hacerlo, dado que lo único que se prohíbe es la transferencia de dinero a un casino on-line (con lo que cualquier vía indirecta sería legal), pero es obvio que el ratio de peces en ese grupo de intrépidos será muy reducido. De todas formas habrá que esperar un tiempo a que se clarifiquen las cosas, y si por ejemplo un americano pueda utilizar Neteller como intermediario, lo cual no está muy claro por la vinculación de esa empresa con los casinos on-line. Pero ya se pueden ver los nubarrones negros.


Leer más...